¿Estoy listo para aceptar el Desafío?

529306_396309813799757_1156901357_n

Muchas veces, cuando vemos imágenes de carreras con obstáculos como el Desafío de Guerreros en las que los competidores se ven embarrados, se nota el esfuerzo subiendo o arrastrándose en el barro, pensamos frente a la pantalla del computador que eso no es para nosotros.

¿Cómo voy a ser parte de esa prueba si todo el día estoy sentado en una silla en mi oficina? no tengo una rutina de ejercicios y no quiero hacer el ridículo; eso es para los jóvenes; me da temor lesionarme; nunca he sido bueno para el deporte.

Estas son algunas de las razones más escuchadas al momento de ver una invitación al Desafío de Guerreros, muchas veces, dejamos que nuestro principal rival nos gane antes de competir, ese rival, quien no es otro más que nosotros mismos.

Nuestro temor a experimentar, a probar nuestros límites, a superar nuestros temores, a desinhibirnos, a liberar esa adrenalina contenida por largas jornadas llenas de monotonía y de rutina.

Desafío de Guerreros no es una carrera en la que los competidores vayan con la motivación de un premio millonario por quedar entre los tres primeros, es una experiencia en la que cada persona es una ganadora sin importar el tiempo o la posición.

Es una competencia en la que el rival a vencer lo vemos frente al espejo cada mañana, en la que cada obstáculo es una metáfora de los retos que la vida nos ha puesto y nos seguirá poniendo en cada actividad que realicemos.

Aquí, el mayor premio es la satisfacción de superar cada prueba, de ver a tus amigos, conocidos o desconocidos corriendo a tu lado como iguales, como personas que bajo el barro y el agua no tienen ninguna diferencia y que luchan por lo mismo que cada uno de nosotros.

La vida nunca será fácil y sólo nuestro temple, esfuerzo, dedicación y compromiso, nos darán la posibilidad de avanzar, eso es lo que nos brindan esos 5 kilómetros de recorrido con más de 12 pruebas distintas en las que varias generaciones se dan cita a la vez y en las que no importa el género, la raza o la condición social.

En el Desafío de Guerreros, como en la vida, la exigencia está sobre la mesa, los retos van apareciendo sin que sepamos lo que sigue y por lo tanto requiere lo mejor de cada uno, requiere ese espíritu ganador que todos llevamos y que debemos exponer en situaciones como esta.

Personas desde los 14 años hasta mayores de 60, lo han conseguido, han vivido la experiencia del Desafío, y más que una medalla, las fotos y la alegría de cruzar la meta, se han llevado para siempre una satisfacción incomparable, algo íntimo, algo que, o bien, ha reforzado su espíritu o lo ha despertado.

Respondiendo a la pregunta que lleva como título este artículo, todos estamos listos para aceptar el Desafío, todos podemos superar los obstáculos, divertirnos y vivir una jornada imborrable, depende únicamente de darse la oportunidad ahora y no buscar excusas para aplazar el momento.

Conviértete en un Guerrero, acepta el Desafío en Medellín el 6 de octubre o en Bogotá el 23 de noviembre, de lo único que podrías arrepentirte es de no haberlo hecho antes.

http://www.desafiodeguerrerros.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s